quinta-feira, 12 de junho de 2008

Puta fábrica

de Efix y Jean-Pierre Levaray

144 páginas B/N, formato 165 x 240 mm, encuadernación rústica cosida
PVP: 14,50 euros (IVA incluido)
ISBN: 978-84-935829-3-7
Adaptación en cómic de Putain d'usine, novela de Jean-Pierre Levaray.

Treinta años de vida (y muerte) en la fábrica: los compañeros perdidos, los accidentes, el alcohol, las huelgas, los momentos de revuelta, la alegría del aperitivo con los compañeros...
Una fábrica que espera, como tantas otras, el cierre final, la externalización, la deslocalización. Y en medio de todo ello: esos obreros que siguen rompiéndose el espinazo por mantener encendidas las calderas y de los que ya nadie habla.
Jean-Pierre Levaray narra en esta obra algo que conoce demasiado bien: el trabajo en la fábrica, «esta vida perdida», «esta vida, ya de por sí corta, y que el curro te araña despacio»...
Y Efix la plasma con su dibujo en blanco y negro, duro, expresivo; perfecta combinación para describir el universo cerrado y agobiante que sufren miles de personas cada día.

Los autores
Jean-Pierre Levaray

trabaja desde hace más de treinta años en una fábrica de productos químicos de Grande-Paroisse, en Grand-Quevilly, cerca de Rouen. En febrero de 2002, cinco meses después de la explosión de AZF en Toulouse, publicó su primer libro Putain d’usine, que alcanzó unas ventas superiores a 10 000 ejemplares. Uno de sus principales objetivos es hablar del día a día: «El trabajo asalariado es demasiado mortífero. Lo sufrimos casi como una maldición y condiciona nuestra vida».

Las regiones mineras del norte de Francia son la tierra natal de Efix, que vivió varios años complicados antes de publicar Moorad, el primer tomo de la serie Mon Amie la Poof. En 2000 recibió el premio al mejor autor en el festival del cómic de Decines, cerca de Lyon. Un mes después publicó la serie con la editorial Petit à Petit, que también sacó K, une jolie comète y Les amis de Josy. En mayo de 2006 Efi x terminó el último tomo de Mon amie la Poof: había creado más de 400 láminas para llegar hasta su quinto tomo, Ivan.

Nenhum comentário: